Noche de Reyes: una tradición a la mallorquina

En Son Julia Country House & Spa queremos darle la bienvenida al nuevo año de la mejor manera. Aunque permanezcamos cerrados hasta el próximo mes de marzo de 2019 para poder ofrecerle un gran número de innovaciones y mejoras, lo cierto es que queremos invitarle a vivir la magia del Día de Reyes en la isla. El invierno en Mallorca es sinónimo de disfrutar de una temperatura más cálida a la del resto de la Península y, además, es la oportunidad perfecta para conocer cómo celebran los mallorquines una de las fiestas en Mallorca más mágicas del año. No se olvide de que en nuestro hotel boutique en Llucmajor 5 estrellas podrá experimentar un descanso lleno de lujo durante sus vacaciones 2019 y beneficiarse de nuestros descuentos de venta anticipada con hasta un 15% menos en sus reservas.

Los mallorquines viven de una manera muy especial el Día de Reyes. Sin duda, una de las fiestas preferidas por la gente de las islas, incluso más que el día de Navidad o la adoptada tradición de Papá Noel. Celebrado el decimosegundo día de Navidad y considerado como el final de las fiestas, este día ocupa una posición prioritaria en el calendario. El 5 de enero a las 18 horas, un gran número de adultos y niños esperan cerca de la Catedral a Sus Majestades, que llegan en barco al puerto de La Lonja ataviados con ropas elegantes y preparados para recorrer los más de 3 kilómetros de procesión por las calles de Palma.

Nativity

Si tiene la oportunidad de estar en Mallorca el día 5, podrá deslumbrarse con las exuberantes carrozas que acompañan a los Reyes durante la procesión. Grandes camellos, más de una docena de carrozas, caballos, circenses, bailarines, músicos, bateristas y cantantes. La noche se ilumina por las luces, colores, ropas de oro y plata y los brillantes ojos de los niños que esperan, impacientes, a llenarse las manos con todos los dulces (sin gluten) que recolectan durante el evento. El bajo contenido en azúcar de los caramelos está garantizado, ya que el total de dulces que se usan en la procesión del Día de Reyes es de unos 5000 kilos, como una muestra simbólica de los regalos que los Reyes llevaron al niño Jesús. Cuando el recorrido finaliza, Sus Majestades se dirigen al Casal Solleric, donde saludan desde el balcón y tiran más y más caramelos en una ola de aplausos y ovaciones. La ciudad de Palma se toma muy en serio este evento, y dispone de un gran presupuesto para garantizar el éxito del desfile.

Otra de las razones para asistir a una de las fiestas en Mallorca más especiales del año es, como no podía ser de otra manera, los regalos que Sus Majestades dejan en todos los zapatos de la gente en la noche del día 5. ¡Acuérdese de dejarlos bien relucientes!

El Día de Reyes es una de las celebraciones de visita obligatoria si ha decidido disfrutar de unas vacaciones en Mallorca en invierno. Tanto si se ha decantado por la hermosa capital, como si prefiere el turismo rural, le recomendamos que no se pierda las procesiones, carrozas y performances de esta fiesta llena de alegría e ilusión.

En el caso de que no pueda disfrutar de unas vacaciones en Mallorca tan pronto, ¿por qué no visita nuestro Son Julia Country House and Spa al final del invierno? Nuestro Hotel Boutique en Llucmajor estará listo para ofrecerle una experiencia de lujo inolvidable en un hotel 5 estrellas diseñado para su total comodidad.

Comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may also like
A %d blogueros les gusta esto: